Saltear al contenido principal
EMAIL: LAURAMONTILLA@HOTMAIL.COM | MÓVIL: +593 99 657 7004 |

Funciones de la sal marina en el cuerpo

Recetas-con-sal-marina-para-las-manos-secas-3

Principales funciones de la sal marina en el cuerpo:

  1. Estabiliza los latidos irregulares y regula la presión arterial (juntamente con el agua).
  2. Extrae el exceso de acidez de las células del cuerpo, especialmente las células del cerebro.
  3. Nivela los niveles de azúcar en la sangre, lo que es particularmente importante para los diabéticos.
  4. Es esencial para la generación de energía hidroeléctrica en las células del cuerpo.
  5. Es vital en la absorción de nutrientes a través del tracto intestinal.
  6. Es necesario para limpiar los pulmones de mucosidad y flemas pegajosas, especialmente en casos de asma y fibrosis quística.
  7. Limpia el catarro y la congestión de los senos parasanales.
  8. Es un potente antihistamínico natural.
  9. Puede Prevenir los calambres musculares.
  10. Previene la excesiva producción de saliva. La saliva que fluye de la boca mientras se duerme puede ser indicativa de deficiencia de sal.
  11. Aporta dureza a los huesos. El 27% de la sal del cuerpo se encuentra en los huesos. Las deficiencias de sal o bien de comer sal refinada en vez de sal sin refinar causa osteoporosis.
  12. Regula el sueño, actuando como un hipnótico natural.
  13. Previene la gota y la artritis gotosa.
  14. Es vital para mantener la líbido y la sexualidad.
  15. Previene las varices y venas de araña en las piernas y muslos.
  16. Provee al cuerpo de 80 minerales esenciales. La sal refinada, como la sal de mesa común, ha sido despojada de todos estos elementos, salvo dos. Además, contiene aditivos dañinos, incluyendo silicato de aluminio, uno de los principales causantes de la enfermedad de Alzheimer.

Sin sal no podría haber vida, sin embargo, el consumo elevado actual de sal es perjudicial para nuestra salud. Esta circunstancia es debida a que la llamada «sal de mesa» tiene muy poco que ver con la sal natural como se presenta en la naturaleza. La «sal de mesa» es básicamente cloruro sódico y no es el tipo de sal que necesitamos para vivir. Muy al contrario, se trata de una sustancia agresiva hasta tóxica que sobrecarga el organismo.

La sal cristalina natural es sin embargo mucho más que cloruro sódico, dado que está compuesta por exactamente los mismos 84 elementos que componen el cuerpo humano y en la proporción exacta que el organismo necesita.