Saltear al contenido principal
EMAIL: LAURAMONTILLA@HOTMAIL.COM | MÓVIL: +593 99 657 7004 |

IMPLEMENTACIÓN DE METODOLOGÍA CAES

Hay quienes continuamente levantan muros a su alrededor, quejándose de las “inversiones” en protección que realizan para intentar asegurarse vivir como quieren. ¡Cuánto dedican en creencias y acción para soslayar que NO ES POSIBLE vivir solo, que SIEMPRE has de negociar con otros, el valor real de lo que obtienes!

Si te aseguras de tejer adecuadamente el bien común, descubrirás el sabor vital del amor.

“Para educar a un niño se requiere la tribu entera”

Dicho africano

“Umuntu ngumuntu nagabantu” (Una persona es una persona a causa de los demás)

Dicho Zulú

CAES (Convivencia Armónica Efectiva y Solidaria) es una apuesta por reconocer y vivenciar alegremente que no somos seres aislados sino que configuramos una red, un tejido vivo fuertemente interconectado en sus componentes, a la manera como un tejido corporal está formado por células que interactúan intensamente entre sí y así configuran órganos. La condición neurológica hace que cada uno de nosotros experimente el mundo desde sus sentidos, dándonos la sensación de unicidad; y el accionar cotidiano nos reconecta con la red neurosocial, comunicándonos lo esencial del compartir (partir con…). Podemos experimentarlo como una contradicción o como una complementariedad según la educación que impartimos a nuestro propio cerebro. Por ello, requerimos que nuestra consciencia participe de estas realidades. Términos como paz, felicidad, armonía, tranquilidad no pertenecen al ámbito de lo personal, lo aislado, lo solitario, lo arbitrario; hunden sus raíces en lo interactivo, lo social. Así que, sólo logrando el entendimiento, los acuerdos y aceptando y tolerando diferencias, compartiendo y celebrando semejanzas, podremos conjugar acertadamente aparentes adjetivos que hemos separado por los ilusos y limitados rasgos de nuestros sentidos y convertirlos en verbos, acciones de interacción: en lugar de paz, pacifiquemos. En lugar de felicidad, feliciemos. En lugar de enfrentar, afrontemos.

Del mismo modo que resultaba imposible con la física del siglo XIX construir cohetes o computadoras; con los recursos neurosociales anteriores a los finales del siglo XX fue imposible construir un ambiente armónico, pacífico y eficiente en forma duradera en algún lugar del planeta. Es indispensable sumar e integrar a nuestra educación los aportes de los estudios recientes en las materias que se vinculan con el acto de decidir. Es lo que hace CAES, al integrar informaciones actualizadas de toda fuente que nutren la neurocodificación humana como eje integrador, alrededor de la cual aunamos, integramos y simplificamos miríadas de enfoques, perspectivas filosóficas, científicas, humanísticas y éticas, para traducirlos en entrenamientos breves y altamente efectivos y eficaces para desarrollar un estilo de vida saludablemente identificado con el tejido universal en su práctica cotidiana.

Según las palabras en uso entendemos que:

Convivencia se refiere al sentimiento, conocimiento compartido y asunción de que reconocemos las causas y consecuencias de las interacciones que llevamos a cabo, con un sentido de la red social como un cuerpo vivo, responsable de su existencia y de los logros específicos, así como de los efectos no calculados que se presentan. Implica un intercambio claro y limpio con quienes nos rodean de ideas, intenciones, emociones, sentimientos y propuestas de acción.

Armónica implica un clima de satisfacción, optimismo, entendimiento, respeto y esperanza acerca de comunicarse las diferencias y semejanzas sobre cualquier asunto a tratar.

Efectiva significa que hay un acuerdo en el sentido de lo que se ha expresado y que las intenciones se traducen en acciones y logros específicos, evaluables desde una posición externa al tema e independiente de las interpretaciones que quieran o puedan darse al respecto.

Solidaria es que toma muy en cuenta el equilibrio social y ecológico a la hora de expresar logros y consecuencias de las acciones acordadas, tomando en consideración que brinde beneficios a toda la red social en forma inmediata, mediata y largo plazo, cubriendo necesidades y deseos explícitos de la especie humana en armonía con la naturaleza.

Gracias al desarrollo de la filosofía y epistemología científica (constructivismo postdialéctico, sistemismo, cibernética), las neurociencias, la psicolingüística, la comunicación humana, el coaching, las terapias de vanguardia, la conflictología, entre otras disciplinas, hoy, por primera vez en la historia, el sueño ancestral de una sociedad libre, abierta, sana y auténticamente comunitaria, donde la igualdad y equidad imperen, es posible si nos entrenamos adecuadamente para ello.

La metodología CAES reduce buena parte de estos aportes a un entrenamiento consciente-inconsciente verificable y asumible por quienes lo sigan, haciéndolo en forma agradable, suave y rigurosa. Dicho entrenamiento se realiza en cinco etapas:

Aplicación y dominio de la NeuroEstimulación Bilateral Alterna (N.E.B.A.), la noesiología, la meditación y el trance como marcos neurofisiológicos intrínsecamente humanos, de colaboración y cooperación. Integra los hemisferios cerebrales y el sistema límbico en un apresto de la red neural interna.

Evaluación “¿donde estamos?”, donde se explora la actitud vigente tanto en lo individual como en lo colectivo. Disposición neuro-fisio-psico-sociológica hacia la integración colectiva. Se interviene creando vectores propulsores hacia la siembra de valores claves: solidaridad, misericordia, honestidad, integración, cooperación, energía. Instalación de creencias y competencias compatibles con la visión/misión CAES.

Implementación de herramientas de dirección y logro de objetivos, con análisis de consecuencias para la interacción social dirigida por propósitos. Método APUNTE.

Prácticas y anclajes de escucha activa, observación inteligente, uso de los lenguajes verbales, corporales y contextuales. Lenguaje de-espejado. Siembra de un lenguaje claro, limpio y de poder inequívoco.

Herramientas de negociación ganar-ganar. Actividades y reuniones grupales. Modelo ICARUS. Incorporación de logros-satisfacción.

Para su implementación en grupos sociales u organizaciones ya estructuradas que deseen relaciones altísimamente productivas como equipos integrados, se inicia trabajándolo con los líderes naturales (y sancionados en caso de instituciones) y luego se va llevando al resto de la población en grupos entre 20 y 30 personas, los cuales posteriormente pueden convertirse en multiplicadores de la experiencia.

Como ha de adaptarse el entrenamiento a cada caso en particular, estimamos que cada etapa se realiza entre 3 y 4 horas en el caso intensivo. Según los logros, este entrenamiento posee una versión de profundización que puede extenderse al número de horas necesario para lograr la plena satisfacción (recordando que se trata de un proceso de mejoramiento continuo que cada persona continúa por sí misma).

Si estás interesado en saber más, adquirir la metodología, aplicarla a tu organización, empresa, familia o a ti en particular, puedes escríbir o llamarnos.